Hace un año de la última publicación y vuelvo a decir ¡Hola Septiembre!

Si bien no he publicado nada sí que he seguido en la academia tiza de pintura y ya voy por un 4º carboncillo, que terminé justo a finales de Julio.

Después de haber desconectado durante un par de semanas (recorriendo de nuevo otras vertientes del camino de Santiago) toca publicar ese último trabajo.

Es un regalo para mi sobrina y se basa en una ilustración del videojuego «Ori and the blind forest«.

Arterializados - Ori & the Blind Forest

Arterializados – Ori & the Blind Forest – 4º carboncillo

Me ha llevado bastante más tiempo del previsto, sobre todo por las ausencias a la academia debido a trabajo, pero estoy bastante contento con el resultado y el haberme enfrentado a algo diferente, un paisaje sin tanta definición y con el que hay que ir trabajando poco a poco para darle forma y sobre todo afianzar la capacidad para jugar con los tonos y conseguir profundidad.

Mirando de nuevo al futuro, al nuevo «curso», me gustaría pasar en algún momento a color pero quizás aún tengo que realizar otro par de carboncillos antes de dar el salto.

Sí tengo intención de que a partir de ahora estas pinturas puedan también ser realizadas por encargo, si a alguien le interesa. Las pondré a la venta en la propia página y de cada venta, el 50% del coste irá destinado íntegramente a la ONG Samsara Nepal (Ear Care Nepal). El resto será para cubrir materiales y gastos de la academia.

De momento, ya tengo un primer encargo para uno de mis socios profesionales. Será una ilustración basada en «Mi vecino Totoro» del estudio de animación Ghibli.

Espero poder actualizar al menos mensualmente e ir incluyendo poco a poco los anteriores carboncillos ya realizados (La joven de la perla, El Rey León, y Castlevania).