Llegada la primavera y con los cerezos en flor dándonos los buenos días, cuando llueve también, que mejor que lanzarse a por unas cerezas para el siguiente ejercicio con lápiz.

Y me ha tocado meterme de lleno, literalmente, en las sombras y juguetear con algodones y gomas para sacar brillos y detalles a estas cerezas fotografiadas en blanco y negro.

Todavía no está terminada y ya llevo unas cuantas clases pero ha sido un proceso lento y hemos tenido el parón de Semana Santa de por medio.

Empezamos como siempre buscando la proporción adecuada y la colocación de los elementos.

Boceto inicial y definición de zonas de sombras y brillos

Boceto inicial y definición de zonas de sombras y brillos

De ahí pasamos a empezar a intuir y definir las zonas de sombras y de brillos, los contornos.

Base fuerte de negro para las sombras más duras

Base fuerte de negro para las sombras más duras

Después toca meter el oscuro más fuerte que van a llevar las cerezas y con el que luego se sacarán los contrastes. Resulta complicado poder intentar dar un acabado uniforme y no hundir demasiado el lápiz para no dejar marca (que me pasó).

Y también hay que tener cuidado de tapar las zonas con algún folio para no ir manchándote con los dedos y arrastrar por toda la hoja.

Progresando con el resto de sombras y oscuros

Progresando con el resto de sombras y oscuros

Tercer día creo que era y ahí pude empezar a rellenar de grises el resto de zonas, cuidando ir en círculos y suavemente para dar uniformidad e ir sacando los brillos.

¡Herramientas!

¡Herramientas!

Los utensilios usados para los brillos son:

  • la goma eléctrica (muy buena para sacar detalles finos),
  • las gomas normales (cortadas para tener filo y poder moverte con precisión, además de hacer un efecto de suavizado arrastrando suavemente sin presionar de una zona hacia otra).
  • la goma maleable que le puedes dar forma y adaptarla para conseguir efectos diferentes según la presión que ejerces.

Aparte, comencé a usar también el difuminador, para suavizar y mezclar zonas, evitando bordes bruscos. Y el algodón, que suaviza y arrastra parte del carbón hacia otras zonas.

Más retoques y detalle de la hoja

Más retoques y detalle de la hoja

Penúltimo día, todavía limando puntos de la parte principal y con indicaciones y ayuda de Javi, uno de los profes. Dando más acabado a los tallos y a la hoja, que faltaba rellenar y que aún me queda adecuarla mejor para sacar también los brillos y sombras.

Te puedes perder en los detalles y dedicar horas y horas, ¡y eso que aún es el principio y falta mucho por aprender!

Así que en la próxima clase en la academia Tiza espero poder terminarla, quede como quede, y actualizar el post con la foto final.