Segundo dibujo hecho en la academia, empezando a probar un poco las sombras. Con ayuda de Javi, el profe, y queda mucho más resultón de lo que prometía en un principio.

La lección más importante es la de que hay que cuadrar las proporciones y líneas básicas, que puedes retocar tanto como quieras hasta que te convenzan.

Si nó, aunque al final te salgan unas sombras geniales se van a ver los errores de base. Y a mí me salió el vaso más alargado y curvo.

Otras lecciones aprendidas:

  • La goma no sirve sólo para borrar sino también para ¡pintar!. Los brillos se sacan con la goma, borrando y blanqueando las zonas y cuanto más negra la zona de alrededor mayor el contraste.
  • Para suavizar y uniformizar el sombreado se usa un algodón.
  • Para las sombras hay que ir usando diferentes lápices e ir rellenando por capas de menos a más oscuro.
  • Para mezclar zonas diferentes de sombreado y crear degradados, se repasa el borde entre ambas haciendo un movimiento de redondeo.

Y la última o más bien la primera de las lecciones sería no desesperarse y tener paciencia.

Enfrentarse a la hoja en blanco puede dar mucho vértigo pero hay que intentar soltarse y perder un poco el miedo.

Si sale un churro al intentar hacer las primeras líneas, borramos y a repetir. Y a repetir. Y a repetir jeje.

Original

Original

Primeras líneas

Primeras líneas

Finalizado

Finalizado